El total de clases de este nivel es de 33.

Objetivos: Profundizar el concepto y la ejecución del triplete “feel, timing and balance”. Desarrollo de la ligereza a caballo. Importancia del desbrave de potros. Elaboración de pista de obstáculos como escenario para profundizar en las habilidades de jinete y caballo y de la confianza mutua.

Pasos

-Desarrollo de las tres habilidades: feel, timing y balance (6 clases).
-Mejora de la ligereza en las ayudas desde el suelo (6 clases).
-Movimientos en sincronización con el caballo (6 clases).
-Iniciación de potros para la primera monta (10 clases).
-Obstáculos (5 clases).

Este video recoge varias cosas que tienen que ver con el nivel avanzado de trabajo desde el suelo.
Brumby es una potra que llegó a nuestro centro cuando estábamos en las antiguas instalaciones con tres años y medio. Venía desechada para el matadero por un domador. Le ofrecimos a su antigua dueña un trato: la reeducaríamos durante un mes.

Pasado ese tiempo, la dueña tendría la opción de recogerla. Nunca apareció. Asi que la adoptamos. Este video demuestra lo preocupada por sobrevivir que estaba Brumby, tiraba hacia atrás cuando se ataba, coceaba a su antiguo cuidador, siempre el cuello en tensión, temiendo por un palo o algo peor (tiene señales de serreta en la nariz).
En el clip hay que fijarse en el “feel” que hay que desarrollar para no tensar la cuerda, en el “balance ” necesario para poner sólo la presión necesaria para que Brumby no se asuste tanto que evoquemos su respuesta de tirar hacia atrás, el “timing” adecuado para aliviar la presión, acariciar y poner la mínima presión en ella de nuevo. Observad cómo se mueve bajo el influjo de la presión psicológica, que no física, Observad la ligereza que hace falta y la suavidad que la yegua tiene, innata, algo que el humano estropea nada más contactar con un potro, poniendo presión sin medida, sin ligereza, sin respetar la identidad y el caracter del animal.

Si Brumby empezó a ser domada mal, ese error ha estado a punto de costarle la vida. Hoy, Brumby ha cambiado. La yegua ha aprendido a confiar en el ser humano. Aún es un caballo con “libro de instrucciones” apto para gente con sensibilidad, con empatía.